AMAPOLAS DE SANGRE. REMENBRANCE DAY

Posted By: Susana De Laurentis On: Comment: 0 Hit: 92

AMAPOLAS DE SANGRE

¨El 11 del 11” es hoy en España un célebre sorteo de la ONCE con el que muchos sueñan hacerse millonarios de la noche a la mañana. Pero ese día es también, en el mundo anglosajón, el Remenbrance Day Día de la Memoria, porque a las 11 horas del día 11 de noviembre de 1918 fue cuando entró en vigor el Armisticio firmado entre Alemania y los Aliados que ponía fin a la Primera Guerra Mundial. 

Desde entonces, esa fecha recuerda a los caídos en la Gran Guerra, y ese es el motivo por el que durante este mes los ingleses lucen una flor roja en sus solapas. Políticos, gente de la calle, hasta la misma reina Isabel, todos, llevando esa flor, honran la memoria de aquellos soldados y perpetúan una tradición que ya ha cumplido un siglo.

reina con amapola  Cameron con amapola  príncipes con amapola

  reina con amapola

Esa flor roja es, aunque cuesta reconocerla en su extrema simplificación, la flor de la amapola. Porque las amapolas florecían a cientos en los campos de Bélgica y Francia donde estaban muriendo aquellos hombres. 

Durante la guerra, un oficial compuso un poema con una frase repetida: “...En los campos de Flandes las amapolas se mecen entre las cruces...”, un poema que pronto se hizo célebre. La fama de aquellos versos, el color de la flor, roja como la sangre de los caídos, mas el sueño al que se le asocia, trasunto del de la muerte, todo ello convirtió a la amapola en el símbolo perfecto del Remenbrance Day.

Esta amapola de los campos europeos es la misma que en primavera y verano mancha de rojo las mieses y las tierras de la península ibérica, la Papaver rhoeas, aunque también se dan entre los trigales otras amapolas menos comunes: P. argemone, P. Hybridum, P. dubium yP. Pinnatifidum, que se distinguen de la rhoeassobre todo porque tienen otros tonos de rojos.

amapola  campo de amapolas

Esas manchas rojas en el paisaje han dado mucho juego en el arte, en el impresionismo especialmente y a Claude Monet sobre todo, que los llevó numerosas veces a sus lienzos. “Coquelicots”, de 1873, es quizás el más famoso de todos ellos. 

Pero de toda la familia de las papaveráceas, la más conocida sin duda es la P. somniferum, o adormidera, rica en aceites y alcaloides como la morfina o la narcotina. De la adormidera existe una variedad, la hortense, que se cultiva en los jardines por sus flores dobles, muy ornamentales.

les coquelicots

La amapola es una herbácea, por eso, cuando está tierna, antes de florecer, se come en ensaladas. Eso se hacía ya en tiempos de Teofrasto, hace 2.300 años, y se sigue haciendo en algunas comarcas de nuestro país.

Es una planta con propiedades calmantes, espasmódicas, emolientes y sudoríficas. En la medicina tradicional marroquí sus pétalos se utilizan en tisana para dolores abdominales. El jarabe de amapolas (10 gr. de pétalos secos + 170 gr. de agua hirviendo + 340 gr. de azúcar) se emplea para combatir los accesos de tos.

amapola en ensalada

Una última curiosidad sobre esta flor: el juego infantil de monjas y frailes. 

Cuando los capullos de la amapola están verdes, los pétalos que guardan son de color blanco (monjas), pero cambian al rojo encendido (frailes) justo antes de abrirse. El juego consiste en adivinar si los capullos ya son frailes o aún son monjas. Gana el que más acierta, claro, y se pierde un montón de amapolas sin florecer. 

Related by Tags

Comments

Leave your comment